quarta-feira, 26 de novembro de 2008

General Bendini X Soldado Hermindo Luna

Bendini retirando los cuadros en el Colegio Militar.
Todo un simbolismo del kirchnerismo. | Foto: CeDOC

"Con vos no es la cosa, negro, rendite!..." tronó la voz montonera en la apacible tarde formoseña del 5 de octubre del año 1975. ¿Qué equivocados que estaban? Porque al frente estaba el soldadito Hermindo Luna, que venciendo al miedo contestó con aquella célebre frase: "Acá no se rinde nadie, mier...," y cayó en combate defendiendo su cuartel, su ejército, su patria... Tenía un año de servicio en la milicia, pero había captado el concepto del honor militar. Los “montos” no tocarían a sus camaradas, al menos mientras él estuviera vivo.
La actitud del Soldado Luna contrasta con la de otros personajes del presente. Cuando los mismos montoneros, esta vez desarmados, le pidieron al renunciante general Bendini que entregara la verdadera historia, la memoria de los muertos y a los camaradas que habían combatido al terrorismo, el general olvidó la frase del soldado formoseño ... y prefirió la prudencia del político. El resultado está a la vista, Luna pasó a la historia como un héroe, Bendini seguramente será recordado por un banquito.
Y aprendamos la lección. Las conductas o actitudes plausibles de ser consideradas traiciones, siempre generan desprecio ... de los propios y de los ajenos.
Atte: Lic Pedro Rafael Mercado
DNI: 18.046.597
Fonte: AFyAPPA
COMENTO: O General Bendini se fez antipático a boa parte dos militares argentinos ao tentar reprimir a participação de militares da ativa e da reserva a solenidades de comemoração contra atos terroristas. Tais solenidades são constantes no país portenho, organizados por militares da reserva e parentes de vítimas do terrorismo dos anos 70. Posteriormente, acentuou a repulsa contra si ao protagonizar um ato levado a efeito no Liceu Militar (Academia Militar) quando, subido em uma banqueta, retirou da galeria de ex-comandantes da entidade as fotos dos Generais Videla e Bignone. Em setembro de 2008, acusado por peculato (mau uso de verbas públicas) quando comandava uma Brigada no interior do país, pediu demissão do cargo de Comandante do Exército Argentino.
Verifica-se, assim, que merda é merda em qualquer lugar.

Nenhum comentário: