quinta-feira, 31 de julho de 2008

Los Nexos de Lula con las FARC.

por Luis Alberto Villamarín Pulido
Estaban demorados el gobierno colombiano y los medios de comunicación para destapar la olla podrida de la relación del gobierno brasileño con las Farc, no solo por los reveladores correos electrónicos hallados en los Pc de Reyes, sino también por hechos concretos anteriores, como el aporte de varios millones de dólares de las Farc en apoyo del Partido de los Trabajadores (PT) durante la primera elección de Lula.
La diferencia entre Lula y los bocones de Venezuela, Ecuador y Nicaragua, es de estilo, mas no de pensamiento ni de propósitos. Y claro, que a una potencia económica como Brasil, con uno de los ejércitos mas grandes del mundo, no la puede manipular la dictadura cubana con la facilidad que dispone de sus cachorros en Quito, Caracas, Managua y La Paz. Pero, al mismo tiempo, Lula está de acuerdo con lo que piensan y hacen sus copartidarios vecinos, complotados con Piedad Córdoba y el Partido Comunista Colombiano.
El hecho que aparezcan tantos funcionarios públicos de la administración Lula en los correos de Reyes, y que en casi todos, Reyes insista en la importancia de las relaciones políticas de las Farc con el mandatario brasileño, es una clara señal que la situación es estructural y no una simple coyuntura. Sin duda, Lula (aunque a su manera), hace parte del complot contra Colombia. Y al final lo que cuentan son los resultados.
A eso se agrega que el terrorista Oliverio Medina no haya sido extraditado y que por el contrario se le haya dado estatus de refugiado en Brasil, además, que este estuviera ansioso a la espera del pasaporte para visitar a Reyes a Ecuador.
Al mismo tiempo la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), integrada por los partidos comunistas de todo el hemisferio y algunos representantes de Eta y del comunismo español, no han hecho otra cosa diferente que multiplicar el odio antiyanqui, la relación del gobierno colombiano con los Estados Unidos, la necesidad de dar protagonismo y liderazgo regional al Brasil, la construcción de la llamada Patria Grande y el reconocimiento político a las Farc.
Palabras mas, palabras menos, esos han sido los mismos planteamientos de Lula, que por medio de otras argucias y con la táctica de sacar la brasa con mano ajena, ha tolerado desde la supuesta distancia, que en sus narices se desarrolle todo este entramado, con la preconcebida disculpa, que si algún día las cosas se descubren, igual que el vergonzoso mandatario colombiano Ernesto Samper, dirá que todo fue a sus espaldas.
Es evidente que en este momento el presidente Uribe tiene la sartén por el mango, pues posee las pruebas que comprometen a varios gobiernos incluido el de Lula con los terroristas de las Farc. El reto inmediato es el empleo estratégico de esa misma información, no solo para derrotar a las Farc en el campo político, sino para salvar al hemisferio de la creciente oleada de “mamertos” en el poder y el riesgo de atraso estructural de la región, si cae en el proyecto totalitario comunista.
Que no vayamos a padecer la vergüenza cubana que después de medio siglo de dictadura ni pueden viajar fuera de su país, ni usar el Internet ni poseer un teléfono celular propio. Fuera de eso perder el derecho a la libre expresión, a la propiedad privada y a la libre locomoción.
Prueba de ello es que cuando Correa inició a desarrollar la teatral manifestación de dignidad de vitrina, ordenada la dictadura cubana a él y los demás mandaderos de Fidel Castro, hizo un periplo por Bolivia, Venezuela y Managua antes de ir a la Cumbre de Río. Es claro que dicho viaje no era solo para pedir solidaridad sino una serie de reuniones de enemigos de Colombia, con el fin de refinar la mentira y las patrañas con las que pretendían desviar la realidad y eludir la grave responsabilidad de sus alianzas con las Farc.
No se puede olvidar que Lula es uno de los fundadores del Foro de Sao Pablo, reunión prosubversiva que acogió a las Farc como movimiento político, y que el mandatario brasileño, nunca se ha retractado de esto. Tampoco se puede olvidar que Lula nunca ha querido aceptar que las Farc son terroristas, e inclusive ha dicho que lo hace así, para servir en una eventual intermediación en la paz, que nadie le ha solicitado. Llama la atención que los correos hallados en le PC de Reyes, refieren la insistencia del gobierno brasileño en el Acuerdo Humanitario, es decir todos están de acuerdo. No son meras coincidencias.
En otras palabras, es la misma tesis de Chávez y Correa, prevista para que los gobernantes “patria o muerte” con Fidel Castro, dieran estatus de beligerancia a las Farc, tan pronto Chávez se reuniera con Tirofijo para protocolizar la donación de 300 millones de dólares, mas unos barriles de petróleo, con el fin de financiar la etapa de la ofensiva final de las Farc contra Colombia. Inclusive, con esa misma misión fue que las Farc liberaron a Luis Eladio Pérez. Y esa misma ha sido la tesis de Piedad Córdoba en sus intervenciones ante auditorios en el exterior.
Lo cierto es que las relaciones de Lula Da Silva y su gobierno con las Farc, no pueden quedar como una revelación secundaria publicada por una revista de segundo orden y nada mas. Es necesario que el gobierno colombiano inicie sin más dilaciones la ofensiva diplomática internacional, para que el mundo entero tenga los elementos de juicio suficientes para entender la dimensión del complot contra Colombia y para buscar el apoyo en la lucha contra el terrorismo.
De manera paralela, es hora que la Fiscalia General de la Nación inicie las investigaciones formales contra todos los complotados, y los pida en extradición, pues como se supone, los países de origen no los van a entregar, entonces allí habría un fuerte argumento para llevar los casos a la Corte Penal Internacional. De las aguas tibias y las posiciones pusilánimes nunca se ha escrito nada. Lo que está en juego es la continuidad del sistema democrático en Colombia y la seguridad integral del hemisferio. Lula no solo es enemigo de Colombia. Es un solapado.
Los reveladores hallazgos de la conexión Lula-Farc, son un elemento clave y concreto para la reelección de Uribe y la continuidad de la lucha por lograr la estabilidad y la paz con justicia social en el país. Por ello cabe recordarle una frase de Trumman: “los gobiernos no se caen por malos sino por débiles”.
Que la debilidad humana no vaya a tocar al Presidente Uribe. Que desate la ofensiva diplomática y jurídica contra los complotados. Los abrazos de Lula, los variopintos cambios de actitud de Chávez y Correa, y, los bandazos de Ortega, no son otra cosa que el desarrollo de un libreto dirigido desde La Habana y cohonestado por los populistas franceses. Colombia está en la mira de los terroristas y sus corifeos. Y ese objetivo no se puede salir del foco.
Aquí no valen ni sirven para nada las posiciones de los consuetudinarios pacifistas acobardados que como el pavo real, amainan el plumaje al primer ruido. Tampoco valen los cantos de sirena de los camaleones, o las disculpas puñaleras de Lula. Todos los complotados son comunistas y parten del principio que hay una lucha de clases, en la cual Colombia es el enemigo al que tienen que derrotar para imponer la paz socialista. Lo demás es dar papaya…
Y un detalle mas: Ya es hora que el gobierno colombiano destape ante la luz pública las revelaciones que por obvias razones deben tener los PC de Reyes, con los lógicos nexos y dirección estratégica de todo el complot por parte de la dictadura cubana.
Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido
Analista de asuntos estratégicos
Luis Alberto Villamarín Pulido, coronel retirado del Ejercito colombiano, miembro de la Academia de Historia del Huila, de la Academia Colombiana de Historia Militar, y de la Sociedad Bolivariana de Historia; analista de asuntos estrategicos, especialista en Defensa Nacional, contraterrorismo y operaciones de guerra sicológica. Autor de 15 obras relacionadas con el conflicto colombiano, la historia del pais y el terrorismo internacional, columnista de de diversos medios de circulación internacional.
COMENTO: Como disse na postagem abaixo, a imagem brasileira no exterior não é das melhores. É só ver que o autor do texto acima está muito bem informado sobre nosso (des)governo. Só nossa oposição política, preocupada em embolsar o máximo possível antes de ser defenestrada pela "revolução popular", se finge de morta e não toma providência alguma para por o país nos trilhos. Tá tudo dominado!!!

Nenhum comentário: