domingo, 27 de abril de 2008

La Revancha de Néstor

OPERACIÓN CONTRARRELOJ PARA VENGAR A CRISTINA
"Hay que hablar con (Julio) Bárbaro y (Alberto) Abad para presionar por ese lado", dijo Néstor Kirchner a sus interlocutores en sus oficinas de Puerto Madero a mediados de marzo de 2008. A lo que se refería el ex presidente era a la presión que se haría desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) sobre la posible resistencia de algunos medios a alinearse al discurso oficial.
La historia es conocida: poco después, Bárbaro y Abad dejarían sus cargos al frente de las mencionadas instituciones. Ninguno quería aparecer colaborando en un eventual apriete mafioso oficial. Abad, por caso, fue el más diplomático; Bárbaro, por el contrario, se fue dando un portazo y hablando off the record de los motivos de su partida. Tanto enojo se llevó consigo que, en las últimas horas, aseguró a diario Perfil que el Poder Ejecutivo se peleaba con la prensa "por paranoia e inseguridad", comentario que cayó como balde de agua fría en Balcarce 50.
Fue a partir de ese momento que Néstor Kirchner decidió tomar formalmente las riendas del poder y despedir a uno de los "fusibles" previstos por la crisis del campo, Martín Lousteau. El gesto era esperado y no causó sorpresa alguna en la mayoría de los medios de comunicación. Sin ir más lejos, este periódico publicó lo siguiente el 22 de abril pasado: "sabe el kirchnerismo que se acercan días aciagos e intenta anticiparse a los acontecimientos. Una de las medidas que elucubra el propio Néstor Kirchner -ya no desde Puerto Madero, sino desde la quinta de Olivos- es un 'lavado de cara' al Ministerio de Economía". En la misma nota, se anticipó con increíble precisión el clima económico de la semana que pasó (1).
Bomba de tiempo La atmósfera que se vive en los últimos días es más que elocuente: las directivas que oportunamente se dio a los funcionarios de primera y segunda línea, de no hablar con los medios de prensa, se reforzó y se amplió a cargos de menor jerarquía oficial.
Hoy, la única manera de poder hablar con fuentes oficiales es a través del chat o a cuentas de correo electrónico alternativas, las cuales deben ser cambiadas regularmente antes de que sean descubiertas por los espías oficiales. Pocos saben que algunas de las renuncias de funcionarios de menor jerarquía durante el gobierno de Néstor Kirchner se debieron a sus propios "descuidos", al ser descubiertos dando información al periodismo. Ese es parte del temor que se vive hoy en los principales ministerios y reparticiones oficiales.
Pero ¿qué teme el kirchnerismo en estas horas? a la paranoia habitual -oportunamente mencionada por Bárbaro-, se suma el miedo que genera la coyuntura económica actual. No perdonará el gobierno, en ese contexto, que se filtre ninguna información oficial, sea sobre datos de escalada inflacionaria, sea sobre reservas de divisas fehacientes del Banco Central, sea sobre movimientos financieros a nivel macroeconómico.
"La verdad es que se teme una escalada en la carrera dólar-precios-salarios, lo cual aparejaría un escenario devastador", aseguró a este medio -y a escondidas- una de las pocas fuentes oficiales que se animan a hablar, refrendando los temores K.
El dato no es menor, sobre todo después de lo que ha sucedido en los últimos días, donde hubo un fuerte derrumbamiento de bonos y el Banco Central tuvo que apurarse a vender divisas para frenar la escalada del dólar. El día de ayer fue el peor del año en la city porteña y promete continuar de la misma manera la semana entrante.
La realidad económica es tal, que no puede disimularse de ninguna manera posible. Hasta diario Clarín admitió la crisis en un artículo aparecido en el día de la fecha (2), donde asegura que se viven días de nervios, ansiedad e incertidumbre. "Por algunas horas volvieron las largas colas para comprar dólares en las casas de cambio que lo ofrecían a menos de $ 3,22, el precio promedio al que llegó ayer en el mercado minorista. Ocurre que el cambio del ministro de Economía profundizó el temor que ya se había instalado en el mercado, y rápidamente las empresas y los ahorristas salieron a comprar dólares, dejando en claro que continúa siendo el principal refugio ante cualquier panorama de riesgo.
En tanto, los bonos se derrumbaron por la desconfianza de los inversores, que provocó una salida de capitales. Algunos títulos llegaron a caer un 7,5%. Y la Bolsa porteña retrocedió 1,32%.
El dólar, que durante toda la semana estuvo demandado, fue ayer la estrella del día. Para frenar su suba el Banco Central salió al mercado a vender más de 300 millones de dólares", asegura el matutino.
Al mencionado escenario, debe agregarse que han vuelto a florecer -de manera inusual- los otrora célebres "arbolitos", ofreciendo cambiar dólares a $ 3,28, unos centavos más caro que la cotización oficial. Asimismo, ha reaparecido el temido índice de "riesgo país", el cual trepó a los 589 puntos básicos.
Las señales no son nada alentadoras y tienen que ver, esencialmente, con la enorme desconfianza social que existe respecto de las decisiones que pueda tomar el Gobierno a futuro.
Los medios también Difícilmente el kirchnerismo logre salir de la encrucijada en la que se encuentra, no porque no haya soluciones posibles, sino porque no quiere admitir que exista el problema. En ese marco, la estrategia utilizada es la de siempre: culpar a terceras personas por los desastres que se observan en el país. ¿Acaso nada tiene que ver el oficialismo con la inflación, la suba del costo de vida y la desconfianza externa respecto a la Argentina? Por lo visto, no. La culpa es de los demás, especialmente del "irresponsable" periodismo. Por eso -se sabe- serán aleccionados los medios que "conspiraron" a efectos de provocar algunos de los "males de la República".
Es dable comentar en ese sentido que casi todos los periodistas "críticos" tienen sus teléfonos -celulares y de línea- intervenidos por la ineficaz SIDE. A esto se suma ahora la violación del correo electrónico por parte de los espías K. Un funcionario vinculado a una fundamental área de seguridad kirchnerista, comentó a este periodista hace horas: "como siempre te dije no abras nada de quien no conozcas; otra cosa éstos hijos de p... de la SIDE ahora no sólo te pinchan el correo, te toman la línea de teléfono desde la central, ojo".
La advertencia del funcionario no fue antojadiza: sabe que este periódico está en la mira del kirchnerismo. No sólo se ha amenazado y querellado a sus periodistas, sino que el sitio fue hackeado -y dañado- en dos oportunidades. Asimismo, hace varias semanas una mujer que se hizo pasar por periodista intentó infiltrarse en la redacción de Tribuna de periodistas a efectos de "espiar" sus actividades. Cuando se comprobó que era personera del Gobierno, esta se esfumó por completo.
En la línea de lo sucedido a este periódico, ha empezado una tímida pero incesante movida que intenta demostrar que existe un intento de "golpe mediático" contra el kirchnerismo. A esos efectos se ha comenzado una absurda operación de prensa -en realidad, una "caza de brujas"- que tiene a los medios obsecuentes del oficialismo como espada de Damocles sobre los medios independientes.
Aunque pasó por alto para muchos, el 30 de marzo pasado, el kirchnerista diario Página/12, bajo firma de la periodista Nora Veiras, publicó un insólito artículo sobre "una cadena de mails" que convocaban a "una marcha federal en lenguaje castrense" (3). La nota -disparatada si las hay- habla de una "conspiración" a través de cadenas de correos electrónicos: "En un rudimentario lenguaje castrense, se daban precisiones de puntos de encuentro, horas y cantidad estimada de participantes con el objetivo de 'generar la sensación pública del poder de los productores rurales quienes se mueven fundamentalmente por la Dignidad del campo'", asegura el artículo que, de tan disparatado, no fue reproducido por ningún otro medio de información.
Una de las partes más irresponsables de la nota, tiene que ver con los supuestos autores de la "conspiración": se trataría de una "maniobra de acción sicológica organizada por los ciudadanos identificados a continuación: Juan Bautista Yofre (a) Tata, ex secretario de Inteligencia del Estado; Iván Germán Velázquez, actual subdirector de Inteligencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria; Daniel Reimundes, general retirado del Ejército; Gabriela Roxana Pousa, periodista, y Héctor Alderete, director de la página web Seprin."
Uno puede estar a favor o en contra de las personas mencionadas -algunas de las cuales no merecen siquiera la simpatía de este periódico- pero de allí a creer que están armando una conspiración por correo electrónico ¿No es de una imbecilidad enorme?
Algunos de los mencionados "conspiradores" intentaron refutar la falaces acusaciones sin éxito, otros, como el caso de Iván Germán Velázquez debieron irse del país temiendo por su integridad física. Este último, incluso, envió en las últimas horas un comunicado a este periódico (puede leerse completo al final del artículo) haciendo su descargo por lo sucedido: "En virtud de los hechos de dominio público y a raíz de los diversos artículos periodísticos publicados por diferentes medios de comunicación, aclaramos a la opinión pública en general que bajo ningún punto de vista nos encontramos acusados o bajo proceso judicial alguno por ninguna de las citadas causas, como algunos medios tendenciosos intentaron infructuosamente desinformar. De ninguna manera fuimos separados de nuestros cargos como funcionarios de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) por motivo de sumario alguno, siendo esta en cambio una decisión de índole personal debido a fuertes internas. Asímismo informamos a la opinión pública que dicha interna sostenida con el citado funcionario de la SIDE, el Sr. Fernando Gonzalo Pocino; 'experto en el diseño de campañas sucias' (sic) tal cual lo citara la revista Noticias tiempo atrás, deviniera en una serie de amenazas de índole personal que afectaran a nuestras respectivas familias."
Lamentablemente, esto es lo que se verá en las próximas semanas: más y más campañas de desinformación y operaciones de prensa contra el periodismo crítico. El kirchnerismo juega contrarreloj contra su propia ineficiencia y por eso apura su propia caza de "enemigos K".
Concluyendo Mientras se intenta dividir a las entidades del campo entre sí y a su vez con las "bases" discordantes -no ha sido casual la presencia de los principales dirigentes ruralistas en la asunción del ministro Carlos Fernández-, ha comenzado un elocuente avance de los "duros" del kirchnerismo por sobre los "blandos" que culminará, seguramente, con la eyección del otrora poderoso Alberto Fernández de su cargo al frente de la Jefatura de Gabinete de Ministros.
Néstor Kirchner pretende tomar el timón del poder como si fueran los primeros días de su gobierno en el año 2003, anticipándose a los negros acontecimientos venideros. Vuelve el poder de Julio de Vido y Carlos "Chino" Zanini, se retoma el diálogo con los radicales K y se intenta un acercamiento con algunos jueces de la Corte Suprema de la Nación.
Es, si se quiere, un manotazo de ahogado, pero es lo único que conoce el ex presidente. Hay que admitir que en su momento fue una efectiva estrategia, pero hoy la coyuntura -local e internacional- es otra. No hay commodities salvadores ni regalías por cobrar.
Por otro lado, los "socios" externos han soltado la mano kirchnerista y la sociedad -valga la redundancia- ya no tolera tanta intolerancia.
No es poco.
Christian Sanz
(2) Ver Clarin
(3) Ver Pagina12

ANEXO
: Comunicado de prensa de Iván Germán Velázquez
Montevideo, Viernes 25 de abril de 2008.
En virtud de los hechos de dominio público y a raíz de los diversos artículos periodísticos publicados por diferentes medios de comunicación; donde días atrás se nos acusara en primer lugar de haber sido partícipes y autores intelectuales de las cadenas de e-mails circulantes por la web a modo de spam, donde se convocara a una marcha a favor del campo con una orientación claramente opositora al Gobierno Nacional y que posterior y sospechosamente se complementara con otras notas periodísticas en las cuales se nos acusara directamente de ser parte de una organización clandestina dedicada al espionaje de 'políticos, periodistas y jueces del gobierno de turno' (SIC), para puntualizar fundamentalmente sobre la figura del Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Dr. Ricardo Lorenzetti; aclaramos a la opinión pública en general que:
- Bajo ningún punto de vista nos encontramos acusados o bajo proceso judicial alguno por ninguna de las citadas causas, como algunos medios tendenciosos intentaron infructuosamente desinformar.
Que de ninguna manera fuimos separados de nuestros cargos como funcionarios de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) por motivo de sumario alguno, siendo esta en cambio una decisión de índole personal debido a las fuertes internas que culminaran con un enfrentamiento que desde hace tiempo por celos profesionales desde nuestro área se venía manteniendo con el Director de Reunión Interior de la Secretaría de Inteligencia (Ex SIDE), el Sr. Fernando Gonzalo Pocino.
- Asímismo informamos a la opinión pública que dicha interna sostenida con el citado funcionario de la SIDE, el Sr. Fernando Gonzalo Pocino; 'experto en el diseño de campañas sucias' (SIC) tal cual lo citara la revista Noticias tiempo atrás; y sobre la cual lo citara el diario Página/12 en su edición del día miércoles 23 de abril del corriente, deviniera en una serie de amenazas de índole personal que afectaran a nuestras respectivas familias; aclaramos a éste punto que nada tiene que ver la Secretaría de Inteligencia de Estado, organismo dependiente de la Presidencia de la Nación, formado en su mayoría por cuadros verdaderamente calificados en las distintas áreas, cuyos intereses son velar por la seguridad del estado; sino por un grupo que liderado por este personaje que pareciendo desconocer que existe un estado de democracia donde los derechos y deberes de los ciudadanos están legítimamente garantizados, ha ejercido una fuerte presión sobre nuestras personas, así como también de nuestras familias motivando con ello que tuviésemos a raíz de las amenazas de arruinar nuestras carreras a nivel laboral llegando incluso a decir que nos iba a involucrar en cuantas causas judiciales pudieses, como a la agresión física viéndose comprometida la integridad de la misma, optásemos por alejarnos y residir en la hermana República Oriental del Uruguay, hasta tanto la justicia argentina y el Gobierno Nacional, brinden las garantías y la seguridad respectiva de la integridad física nuestra y de nuestras respectivas familias, para poder nuevamente retornar a la República Argentina para continuar con nuestras vidas normales y sin la persecución de personajes siniestros. Estas acciones no solo se promoverán en el ámbito del territorio nacional de la República Argentina sino que además se están llevando a cabo acciones al respecto en organismos internacionales tales como las Naciones Unidas, y la Comisión Interamericana de DD.HH.
Iván Germán Velázquez y Pablo Alfredo Carpintero

Buenos Aires - Argentina

info@PeriodicoTribuna.com.ar

Nenhum comentário: